Impuestos y Dragones

El dragón eres tú, el empresario, el emprendedor, el que está por honorarios, el que renta una propiedad, todos los que quieren defender su patrimonio y pagar menos impuestos.

El príncipe es el SAT.

La princesa del cuento es tu patrimonio, tu dinero.

El mago de esta historia, el alquimista, el brujo que hará que el dragón defienda a su princesa a toda costa, es tu contador.

Próximamente...